lunes, 9 de marzo de 2009

La madre de la anarquia es la historia.

Y realmente creo en que podemos anarquizar la historia….

¿como?

Vertiéndola a la gente…

Estudiándola, no como un objeto que genera dinero en sus análisis.
Haciéndola como sujetos, desde los sujetos y para los sujetos.

Liberándola, de la falacia de los fondos concursables, que hacen a los historiadores, historiar temáticas aceptables para un Estado o empresa ciclopesca, que observa todo desde una sola mirada…


Creo en que somos hijos, de un legado déspota, rebelde y medianamente ilustrado….

Oh si, desde ahora la Historia, será la piedra en el zapato para los académicos aferrados a sus posiciones...

…Porque ahora, la Historia, la haremos nosotros!

Y somos más pesados que cualquiera de tus enciclopedias!!!